Morena suma grandes ciudades a la oposición

El tsunami electoral encabezado por Claudia Sheinbaum barrió a la oposición en 6 de los municipios y alcaldías más populosos. Morena arrebató al PAN bastiones estratégicos como Puebla, Naucalpan, Álvaro Obregón y Cuautitlán Izcalli, del PRD retomó Tlalpan y del PRI, Tlalnepantla. Los oficialistas ahora gobiernan 20 de las 40 ciudades que tienen más de 500 mil habitantes.

En cambio, el PAN cedió 4 metrópolis del centro del país: pasó de comandar 14 localidades a administrar 9 (más Durango, que no tuvo comicios este año). Con la conquista de Monterrey, el PRI resistió en 6 plazas, al tiempo que Movimiento Ciudadano (MC) también se quedó con media docena de ciudades. El PRD sale del mapa político perdiendo las dos alcaldías que le quedaban: Tlalpan y Cuauhtémoc.

Con los resultados electorales del 2 de junio, Morena cobra revancha a la oposición, principalmente al PAN que le había ganado plazas grandes en las elecciones de 2021. Ahora, en el ámbito de los 40 municipios más poblados, donde viven 37 millones de personas, queda con un dominio territorial que suma 20 millones de habitantes, un millón más de los que llegó a gobernar en 2018.

La alianza de PAN, PRI y PRD le sacó el máximo rédito a sus votos en los comicios de 2021, uniendo sus fuerzas para superar al oficialismo en varias demarcaciones, sobre todo en la Ciudad de México y municipios colindantes.

Esto le sirvió al PAN, en estas zonas, para subir de nueve municipios y alcaldías a 14, y del 21 por ciento de la población conjunta de este ámbito al 32 por ciento. De la coalición opositora, ese partido se llevó la tajada grande, pues el PRI solo pasó de cinco a seis municipios, y de 10 a 11 por ciento de población conjunta, en tanto que el PRD no hizo más que intercambiar dos municipios por otros dos, y en porcentaje cayó de 4 a 3 puntos.

En el marco de la debilidad del oficialismo en las metrópolis, también Movimiento Ciudadano se abrió paso y creció de 3 a 4 municipios, así como de 9 a 12 por ciento.

En contraste, Morena y sus socios perdieron , en 2021, 6 de estas grandes ciudades, al descender de 20 a 14, y de gobernar a casi el 51 por ciento de la población conjunta que habita en municipios y alcaldías de más de medio millón de habitantes, al 41 por ciento.

La ola obradorista del domingo barrió con las ganancias opositoras. Pero no de todos los partidos: además de borrar del mapa al PRD, desintegró el poder panista en importantes zonas urbanas, como en el “corredor azul” que habían formado entre el poniente de Ciudad de México y los municipios colindantes del Estado de México.

Acción Nacional prácticamente retornó casi al estatus previo del 2021: de los 14 municipios y alcaldías que gobernaba, regresó a 10, con 22 por ciento de la población conjunta, una pérdida de 10 puntos.

El PRD, que había recibido oxígeno extra hace 3 años, terminó por perder sus únicas dos grandes alcaldías, Cuauhtémoc y Tlalpan, y se enfila a desaparecer como partido con registro oficial.

En cambio, el PRI perdió la mexiquense Tlalnepantla y la neoleonesa Guadalupe, pero recuperó Monterrey –que tenía MC– y heredó Cuauhtémoc de su aliado el PRD, con lo que gobernará a 400 mil personas más: subió de 4 millones 200 mil a 4 millones 600 mil.

En el estado del noreste, Movimiento Ciudadano sufrió la derrota de su candidata estrella Mariana Rodríguez en la capital regiomontana, pero se compensó con Guadalupe. El tricolor y el naranja hicieron intercambio en esa zona metropolitana.

¡Comparte!

You must be logged in to post a comment Login